2010 - 2016 

© P3 Ventures S.A.

  • Facebook - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • LinkedIn - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Pinterest - White Circle
  • slideshare3

Visítanos en:

La iconografía utilizada en el sitio es de Flavicon.com

CHILE

Carlos Wilson Nro. 1404

Providencia 
Santiago

COSTA RICA

Calle 31 avenidas 3 y 5 Nro. 334
Barrio Escalante
San José

PANAMÁ

Av. Balboa, PH Bay Mall

Tercer piso, oficina 308

Ciudad de Panamá

PERÚ

Av. Ramirez Gastón 275

Int. 201

Miraflores

Lima

Diseñando Ecosistemas Innovadores en el IdeasLab de Skoltech-MIT

28 Sep 2013

Por Mario Reyes S., Gerente de Research & Knowledge de P3 Ventures

 

 

¿Qué pasaría si juntamos a expertos que trabajan en el ámbito de la innovación, el emprendimiento y la investigación básica y aplicada?

 

¿Si reunimos a representantes de distintas disciplinas? ¿Y si además reunimos gente de distintas nacionalidades y entornos culturales?

 

Es lo que se propuso hacer el MIT en conjunto con la universidad tecnológica rusa Skoltech: atraer talentos de diversas partes del mundo, congregándolos en un programa de una semana con el propósito de formular proyectos interdisciplinarios de investigación cuyos resultados puedan ser aplicables al desarrollo del ecosistema de innovación de esta universidad rusa de reciente creación, y cuyos resultados puedan ser extrapolados a otros ecosistemas en naciones emergentes. El nombre que se dio a esta iniciativa fue el de IdeasLab o laboratorio de ideas. Es una instancia única que estimuló la creatividad y la concepción de ideas disruptivas, con la mirada puesta en su aplicación a la realidad de un ecosistema concreto.

 

 

Los participantes conformaron un grupo variopinto, un crisol de nacionalidades y disciplinas que garantizó contar con una diversidad única de miradas y experiencias. Entre los 25 participantes hubo representantes de instituciones en Rusia, Estados Unidos, Japón, Hong Kong, Dinamarca, Escocia, Inglaterra, Alemania, Francia, Países Bajos, Italia, Noruega, Nueva Zelandia, Emiratos Árabes Unidos, Brasil y Chile. Se contó con gente de las ciencias empresariales, algunos economistas, diseñadores, cientistas sociales e investigadores en ámbitos como la ingeniería química, medio ambiente, matemáticas, biotecnología e inteligencia artificial. El trabajo fue facilitado por una empresa consultora en innovación, contando a la vez con la asistencia de un equipo de mentores expertos y con presentaciones de expositores invitados, de áreas como el emprendimiento tecnológico, capital de riesgo e investigación en áreas como la biomédica.

 

Ciertamente, la experiencia estuvo plagada de incertidumbres, ambiguedades y desafíos de difícil resolución. ¿Cómo lograr que personas con distintas motivaciones y talentos llegaran a un acuerdo sobre las iniciativas a abordar? ¿Podemos llegar a un acuerdo sobre los problemas que es urgente abordar? ¿Podemos trabajar de forma eficaz, siendo tan diversos? El programa estuvo orientado a compartir las capacidades y experiencia de cada participante, de manera de conformar equipos más integrales. A su vez, se trabajó con una herramienta de diagnóstico de estilos creativos, que permitiera reflexionar sobre la manera como cada persona aborda los problemas. Esta herramienta permite detectar enfoques diversos y complementarios, así como entregar nociones sobre la manera de colaborar entre talentos que representan distintos estilos cognitivos. Por otra parte, en el diseño de la actividad estuvo presente el dejar a la interpretación de cada persona, la definición de que es un proyecto relevante para el ecosistema local. Se estimuló, de esta forma, el que se concibieran proyectos de investigación disruptivos, a partir de miradas no convencionales.

 

 

 

La dinámica de trabajo apuntó a la ideación, esto es, la identificación de problemas, la agrupación de los mismos en categorías, el refinamiento de los problemas, para seguir con la conformación de equipos que los abordarían y que construirían soluciones a partir de la formulación de proyectos de investigación. El proceso de conformación de equipos se dio en forma libre y orgánica. Las ideas iniciales fueron experimentado cambios en el proceso reflexivo, proceso en el cual algunas ideas fueron abortadas, mientras que otras nuevas fueron concebidas. Del mismo modo, los equipos iniciales fueron experimentando transformaciones, con el cierre de algunos y la emergencia de nuevos grupos. La evolución de las ideas fue nutrida por un trabajo con mentores y por la retroalimentación de todos los asistentes tras una serie de presentaciones. Los comentarios aportados por el resto de los participantes permitieron descubrir nuevas potencialidades en las ideas, así como posibles debilidades a ser abordadas.

 

Durante el último día se presentaron las ideas finalistas ante un panel de jueces, tras un arduo proceso de trabajo, selección y refinamiento. Las iniciativas ya tomaron a esas alturas la forma de un proyecto de investigación, con un equipo y plan de trabajo definidos. El panel, conformado por integrantes del MIT y Skoltech, tomaría posteriormente la decisión de otorgar o no financiamiento a estas ideas. Las ideas presentaron abordaron múltiples problemas pertinentes al desarrollo de ecosistemas en realidades como la rusa. Entre los proyectos presentados se abordaron temáticas tales como: el desarrollo de nuevas alternativas de financiamiento para las etapas tempranas de investigación científica en áreas como la energía y biotecnología; la creación de incentivos que estimulen la formación de spin offs académicos y corporativos; la aplicación del concepto de “yo cuantificado” a los artefactos de uso cotidiano, como fuente de información sobre usos y prácticas que sirva de insumo para el desarrollo de nuevos productos y servicios; la construcción de puentes entre las líneas de investigación académica y la disciplina del diseño y artes visuales, con el propósito de servir de fuente de inspiración para el diseño de productos; el fortalecimiento de los vínculos entre la comunidad y la academia; y la investigación de la resiliencia como competencia que incide en la velocidad de los ciclos de innovación.

 

Es todavía muy prematuro concluir si la experiencia tendrá o no impacto en la realidad de Skoltech y de Rusia. Sin embargo, es un precedente interesante cuya evolución es de nuestro interés, en cuanto a los aprendizajes que puedan adaptarse al entorno de ecosistemas de innovación en América Latina. Creemos que no existen fórmulas únicas y que cada ecosistema debe construirse en base a los recursos propios, donde resultan irremplazables los liderazgos que emerjan dentro de cada realidad. Una vez hecho ese alcance, no hemos de obviar que se debe aprender de otras experiencias, no buscando formulas mágicas, pero si algunos patrones comunes y evidencias que nos permitan tomar mejores decisiones al momento de diseñar y ejecutar acciones con impacto en el ecosistema local.

 

Please reload

Posts Destacados

Escalamiento con internacionalización. - P3 Ventures apoya Scaleup en Costa Rica

June 22, 2017

1/8
Please reload

Posts Recientes

August 14, 2015

Please reload