2010 - 2016 

© P3 Ventures S.A.

  • Facebook - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • LinkedIn - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Pinterest - White Circle
  • slideshare3

Visítanos en:

La iconografía utilizada en el sitio es de Flavicon.com

CHILE

Carlos Wilson Nro. 1404

Providencia 
Santiago

COSTA RICA

Calle 31 avenidas 3 y 5 Nro. 334
Barrio Escalante
San José

PANAMÁ

Av. Balboa, PH Bay Mall

Tercer piso, oficina 308

Ciudad de Panamá

PERÚ

Av. Ramirez Gastón 275

Int. 201

Miraflores

Lima

Emprendimiento Corporativo: Fuente de Nuevo Crecimiento

19 Jul 2012

Toda empresa necesita renovar sus fuentes de crecimiento para garantizar su sobrevivencia en el largo plazo. Los ciclos de vida de productos y servicios se acortan cada vez más, como efecto de la aceleración de los cambios tecnológicos y socioculturales. Abundan los ejemplos de empresas que en su momento fueron líderes, pero que perecieron al no ser capaces de adaptarse a un entorno cambiante donde su oferta quedaba obsoleta. Por ejemplo, las empresas antes líderes en la industria fotográfica, como Polaroid y Kodak, no se transformaron a tiempo para responder al desafío de la fotografía digital. Hay industrias completas que han desaparecido ante cambios que no anticiparon. Un caso paradigmático es el de la industria de extracción y distribución de hielo en Boston durante el siglo XIX. La aparición de la tecnología de refrigeración industrial acabó rápidamente con esta industria.

Las empresas establecidas se convierten fácilmente en víctimas de su propio éxito. Tienen estructuras y culturas que dificultan cualquier cambio de trayectoria. Conocen muy bien a sus clientes actuales, para los cuáles tienen una oferta conocida y un modelo de negocio probado. Para estas empresas es fácil generar innovación incremental, esto es, generar nuevos productos que no son más que mejorías en desempeño o funcionalidades de los productos existentes. Pero es difícil que incursionen en mercados nuevos y desconocidos.

 

No obstante, las grandes empresas tienen también ventajas que les permitirían adaptarse. Cuentan con una escala que les facilita el acceso a capital de riesgo. Cuentan también con credibilidad y redes de contacto, recursos de los que carecen los nuevos emprendedores. Las grandes empresas cuentan también con empleados con capacidad de detectar y liderar nuevas oportunidades de negocio. Cuanto la empresa no fomenta el desarrollo de estas nuevas ideas y cuando no existen incentivos para que sus empleados las lideren, es habitual que estos abandonen la empresa y emprendan por cuenta propia.

 

Las empresas deben transformarse continuamente, renovando su cartera de productos. Pero para ello deben afrontar su propia inercia y resistencias al cambio. Existen procesos para construir de forma sistemática nuevos negocios de éxito. Una de estas estrategias es la que representa el emprendimiento corporativo. Existen empresas como Google, Microsoft, Adobe, Toyota, que proveen un entorno favorable para que una infinidad de actores relacionados se apoyen de su ecosistema de proveedores, distribuidores y aliados, para desarrollar, testear y comercializar nuevas soluciones innovadoras de alto potencial.

 

Un programa de emprendimiento corporativo tiene como objetivo el que la empresa adquiera y despliegue procesos de búsqueda, selección y captura de valor económico por medio de la explotación de nuevas oportunidades de negocio en ámbitos no necesariamente relacionados con su “core business” o negocio central. Las oportunidades de negocio pueden originarse al interior de la empresa (como propuestas de sus empleados) o dentro del ecosistema ampliado de la empresa (sus proveedores, clientes y aliados). Las iniciativas que se desarrollan en el marco de estos programas pueden o no estar relacionadas con los productos actuales de la empresa. En muchos de estos programas se busca la creación de “spin-offs” corporativos, es decir, nuevas firmas que cuentan con una participación (minoritaria) de la empresa madre, pero cuya participación mayoritaria está en manos de los emprendedores que las lideran.

 

Un programa de emprendimiento corporativo busca instalar una plataforma que sistemáticamente genere nuevas ideas y entregue apoyo a las iniciativas de mayor potencial. Los apoyos entregados dependen del estado de avance de la iniciativa, y consisten en validar la oportunidad de negocio, dotarla de un modelo de negocio, desarrollo de prototipos, búsqueda de clientes y atracción de financiamiento. Una plataforma de emprendimiento dinámico cuenta con distintas fases que deben operar de forma simultánea y continua: ideación, validación/testeo y salida al mercado/comercialización. El output del proceso son empresas con alto potencial de crecimiento, con mercados ya testeados y primeras ventas.

 

Para que esta plataforma opere, se necesita también diagnosticar y transformar la cultura, procesos,  lineamientos estratégicos y métricas de la organización. Esto incluye, contar con una cultura que sea menos aversa al riesgo y donde el fallo no sea penalizado. Contar con una cultura y procesos  afines al emprendimiento y la innovación es indispensable, ya que las ideas de negocio innovadoras operan de forma similar a los experimentos, donde existe alta incertidumbre y una alta probabilidad de que las hipótesis iniciales sean refutadas.

Please reload

Posts Destacados

Escalamiento con internacionalización. - P3 Ventures apoya Scaleup en Costa Rica

June 22, 2017

1/8
Please reload

Posts Recientes

August 14, 2015

Please reload